Vagando por las calles…

Encontrás de todo. Siempre y cuando vayas atenta a las vidrieras.

Recorrer las calles de la ciudad es un paseo habitual para muchos.

Pasear, disfrutar del aire libre, dejar por un rato el teléfono celular, es una actividad genial.

Se puede hacer solo, acompañado, con el perro, a las apuradas o lentamente.

Así es como descubrí algunos tesoros, y hoy ordenando las fotos en la computadora encontré algunas que saqué durante esos paseos.

 
Bordados en Sag Harbor, New York, Estado Unidos

Una campera con un indio en la espalda. Impecablemente bordada con hilos de múltiples colores.

Un bordado sobre arpillera de pinturas de la genia de Clementine Hunter (en la tapa).

Barcelona, España.

Según dice mi mamá, que es una excelente tejedora de ropa de bebé, no hay tejidos más bonitos que los españoles.

Tienen un toque de distinción, usan colores suaves, y a pesar del paso del tiempo prefieren el tejido a la tela de polar.

Recorriendo Barcelona encontré estos saquitos primorosos, tipo toreritas, incluso para el vestido de comunión.

En el negocio Oyambre de Barcelona vendían los vestidos con la pechera tejida a mano.

Divina combinación de colores y elección de telas para la falda.

Un tejido que abarca el pecho, al que luego se le cose una falda fruncida. Excelente idea. Además cómoda para las niñas por la elasticidad del tejido.

Se puede optar por hacer el peto de hilo de algodón, cashmilon o lana fina.

 

Sag Harbor, New York , Estados Unidos.

Un pequeño y elegante pueblo al norte de Nueva York, con primorosos negocios de distinto tipo.

Ropa, decoración, una librería de ensueño llamada Harbor Books, y un local con tesoros de todo tipo.

Mantas de sashiko que fueron primero bordadas, luego teñidas con índigo –tintura de color azul- y luego desatados los hilos de los bordados para exhibir el blanco de la tela donde la tintura no entró. Un tesoro para quienes apreciamos el trabajo textil.

Un clutch de tela bordado con botones de nacar de forma rectangular.

Un chaleco de fieltro con cuello de piel.

 

Buenos Aires, Argentina

Caminando por la calle Scalabrini Ortiz, también conocida como “Canning” por su antiguo nombre, hay varios negocios de lanas. Si necesitan un recorrido por los negocios de Canning, aquí tienen una pista.

Entre ellos está Lanas Naturales, donde encontré hace un tiempo este maniquí adornado con flores tejidas al crochet.

Miami, Estados Unidos

En las calle de Miami encontré una mujer con un collar de fieltro que me enamoró y le pedí permiso para sacarle una foto, y en una exposición en el barrio de Winwood otra luciendo un poncho tejido al crochet con piezas de cuero.

   B I C H A 

♥♥♥

⇒ Si quieres tutoriales de puntos de tejido puedes seguir mi canal de YOU TUBE

♥♥♥

⇒ Si tienes ganas de leer, puedes seguir mi blog de REFLEXIONES

♥♥♥