Bordados sobre fieltro

Bordar es una forma de meditación, bordar sobre fieltro es un placer.
Paños y ovillos de lana para llevar a todos lados mientras bordamos una manta para los pies de la cama.
Hace un tiempo fui a Géneros de Sur, y compré unos cuantos retazos de paños de lana en varios colores. Con los azules hice una colcha que fue a parar a los pies de la cama de mi hijo varón. Ahora tocó hacer una colcha para Felicitas, que se fue a estudiar a la Universidad Católica de Washington, en Estados Unidos. Y allí sí que hace frío.

Bordados sobre fieltro

La consigna

Cuando se trata de adolescentes es mejor preguntar primero los colores. Así que nos comunicamos por Skype y recibí la consigna: tela gris, bordados amarillos.

Busqué entre  las telas de lana compradas en Géneros del Sur, más otras adquiridas en el Festival de Quilts de Houston, Texas, hace un tiempo, y … voilá, listo el material.

Preparación del paño de lana

Antes de usar el paño de lana, que debe ser 100% lana sin agregados sintéticos, los puse en el lavarropas, en la temperatura más alta, y le agregué una medida de detergente de plato -del tamaño de una tapita de gaseosa-, y puse el ciclo más largo que dura casi 2 horas.

De esa forma si el paño era un poco abierto en su trama, se cerrará al apelmazarse. Claro!, los vellos de la lana, finos e invisibles al ojo humano, se enredarán de forma tal que no será posible desarmarlos, y ello hará que se endurezca el material o tome algo de rigidez.

También es bueno el lavado para eliminar todo resto de bicho, polilla, nido, suciedad, etcétera que pueda tener la lana.

Corte

Luego corté los rectángulos de paño de lana de la forma que podía aprovecharlos al máximo, ya que eran retazos.  Más o menos midieron 20 x 30 centímetros. No es imprescindible una medida exacta, ya que es una manta para los pies de la cama. Lo que sí es importante es que los rectángulos sean todos de la misma medida.

El bordado

Con Lanas Matisse hice los bordados que me inspiraron del libro de Yumiko Higuchi, y bordé algunos de los rectángulos, y otros los deje vacíos.

Confección de la manta

Para unir los rectángulos usé en la máquina de coser hilo de color gris, y aguja doble, de manera que me quedó una costura con dos líneas. Además apoyé un borde sobre otro sobreponiéndolos 1 cm. No le hice punto ziz zag en los bordes de los rectángulos, sino que dejé que se deshilache la tela.

Terminación

Para darle una terminación, alrededor de toda la manta hice un borde de punto festón en color amarillo. 

Y así quedó terminada, e instalada en el cuarto de la universidad de Felicitas:

Bordados sobre fieltro

Hasta la próxima, 

B I C H A 

♥♥♥

⇒ Si quieres tutoriales de puntos de tejido puedes seguir mi canal de YOU TUBE

♥♥♥

⇒ Si tienes ganas de leer, puedes seguir mi blog de REFLEXIONES

♥♥♥

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *