La diferencia entre Flores y Floresta

A veces necesitamos una accesorio para nuestra ropa, y no sabemos que toque darle.

Inspirada en el libro “100 Flores de Punto y Ganchillo“, buscamos una que pudiera parecerse a una flor que vimos en una mujer por la calle.



Aunque las explicaciones resultaron un poco confusas, el resultado fue el esperado.

Primero tejí la flor a dos agujas, con la misma lana del saco, en aguja 4 1/2, el centro y la hoja.

Luego tejí el sépalo y el tallo.

Y así quedó el trabajo final:

Estos pequeños proyectos deberían ser más habituales. Con poco tiempo se logran productos divertidos.

Hasta la próxima, Bicha.


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *